Farsa descubierta


Agencias / Cortesía | 8/11/2022, midnight
Farsa descubierta
TÓXICO. La justicia determinó que Alex Jones, el mayor difusor de teorías de la conspiración en este país, pague por sus mentiras: tendrá que desembolsar casi cincuenta millones de dólares. |

Alexander Emerick Jones, mejor conocido como Alex Jones, es autor de algunas de las mentiras más delirantes de la política estadounidense Ha dicho, por ejemplo, que el Gobierno Federal fue el responsable de los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001. O que Barack Obama y Hillary Clinton fueron fundadores del Estado Islámico y que ambos son piezas claves del ‘Pizzagate’, teoría conspirativa según la cual políticos Demócratas dirigían una red de pederastas desde una pizzería de Washington DC. Otra mentira que encendía a su audiencia fue que la Administración Obama usaba aviones para esparcir agentes químicos con el fin de controlar a la población. O que ponía productos químicos en el jugo de frutas para volver homosexuales a los niños.

Alex Jones, director de la página PrisonPlanet.com, conductor y fundador del podcast InfoWars, un portal que difunde noticias falsas, se dedicó a mentir impunemente durante décadas amparado en la Primera Enmienda de la Constitución, considerada sagrada en este país. En su mejor momento, durante la campaña de Donald Trump y los primeros años de su gobierno, sus histéricas ‘teorías’ fueron escuchadas por millones de conservadores.

Durante años, Alex Jones ha sostenido que algunas de las matanzas más trágicas ocurridas en este país habían sido inventadas, como la de Columbine (Colorado) o la de la Maratón de Boston (Massachusetts). Sin embargo, una de las masacres estudiantiles que más intentó desacreditar fue la de la escuela elemental Sandy Hook de Newtown (Connecticut) que cegó la vida de seis adultos y veinte niños de entre seis y siete años, en diciembre del 2012.

Jones repitió en varias ocasiones en su programa y en entrevistas que todo fue un montaje, que los muertos y heridos fueron actores y que todo había sido orquestado por activistas promotores del control de armas. Mucha gente le creyó y en consecuencia, durante años las familias de las víctimas fueron objeto de ataques. Varias de estas familias presentaron demandas contra él por difamación. Y la semana pasada, la primera de ellas acabó con una sentencia.

El 5 de agosto, quien es un referente mediático para la extrema derecha y líder de opinión entre los seguidores de Donald Trump, cayó en desgracia: La juez Maya Guerra Gamble, del Tribunal de Distrito del Condado Travis, ordenó a Jones que pagara 4.1 millones como indemnización a los padres de Jesse Lewis, una de las víctimas de Sandy Hook, además de imponerle una multa de poco más de 45 millones en daños.

Este no es el único juicio que afrontará Alex Jones: hay, al menos, otras dos demandas presentadas por familias de otras víctimas. La condena al mentiroso más desalmado y descarado de la política estadounidense ha sido considerada un ejemplo de lo que puede ocurrir con otros comunicadores, igual de irresponsables, de la extrema derecha.

DEBE SABERLO

Alex Jones fue uno de los ‘oradores’ en el mitin del 6 de enero de 2021 que terminó con el asalto al Capitolio federal.

EL DATO

Jared Loughner, autor del tiroteo en el supermercado Safeway en Casas Adobes (Arizona), en la que murieron seis personas y fueron heridas catorce personas, entre ellas la congresista Demócrata Gabrielle Giffords, era fanático de Alex Jones y sus ‘teorías’.