Presión total a las redes sociales


Agencias / Cortesía | 10/22/2020, midnight
Presión total a las redes sociales
SEVEROS. Twitter y Facebook están haciendo cumplir sus políticas de uso con más dureza en las semanas previas a la elección presidencial. Facebook, por ejemplo, vetó a cientos de páginas y grupos vinculados a QAnon, aunque no promuevan la violencia. |

Semanas antes del fin del proceso electoral vigente, Facebook y Twitter se muestran inflexibles en el cumplimiento de sus políticas de uso de sus plataformas, especialmente cuando se trata de publicaciones de corte político. Ese notorio cambio los ha enfrentado a representantes del Partido Republicano, quienes acusan a las empresas de haber tomado decisiones parcializadas para restringir el discurso político conservador.

Twitter, donde el presidente Trump tiene más de 87 millones de seguidores, ha colocado recientemente etiquetas de advertencia en algunos de sus ‘tuits’ sobre temas como el coronavirus y la votación por correo. Y respondiendo a las críticas de quienes afirman que Facebook no hace lo suficiente para controlar el contenido ofensivo o agresivo de algunos usuarios, la plataforma anunció la implementación de una junta independiente de supervisión de publicaciones.

La rigidez con la que las dos redes sociales más importantes del mundo han reaccionado a publicaciones que difunden desinformación y teorías conspirativas es noticia todos los días. La semana pasada, Twitter bloqueó temporalmente un ‘tuit’ de la campaña de Donald Trump por un artículo sobre su rival Demócrata, Joe Biden. Facebook también tomó medidas para evitar la difusión de ese artículo. En días recientes, Twitter bloqueó una publicación de Scott Atlas, asesor especial del presidente Trump, por cuestionar la efectividad de las órdenes de usar mascarillas. Las dos plataformas se muestran a favor de hacer respetar las disposiciones emitidas por las autoridades de salud del país, que se basan en hechos comprobados.

YouTube, que es propiedad de Google, y TikTok también impiden la difusión de falsedades o de discursos de odio: ambas compañías han restringido las publicaciones de QAnon, cofradía que divulga desorbitadas teorías de conspiración. Facebook también advirtió que eliminaría cualquier contenido que niegue el Holocausto judío (algo que propala QAnon) y cancelaría cuentas en su plataforma y en Instagram.

¿Por qué el cambio radical en el monitoreo de las publicaciones en sus plataformas? Algunos critican a Facebook y Twitter por hacer muy poco y muy tarde por detener el flujo de desinformación en sus plataformas, en las que, por mucho tiempo, se podía publicar cualquier disparate sin interferencia ni control alguno. Pero a medida que se acerca el tres de noviembre, hay mucho en juego para Facebook y Twitter, que deben demostrar que son buenos administradores de sus poderosos servicios de difusión, especialmente porque legisladores de ambos partidos están considerando cambiar las leyes que dicen que estas compañías no son responsables por el lenguaje que otras personas publiquen en sus sitios.

EL DATO

Facebook suspenderá los anuncios políticos desde el 27 de octubre hasta el día de las elecciones. Google dijo que limitaría la forma en que los anuncios políticos pueden ser pautados. Mientras que Twitter anunció que no aceptaría anuncios políticos el año pasado.