Universidades insuflan el uso de la purpurina


Agencias / Cortesía | 5/16/2019, midnight
Universidades insuflan el uso de la purpurina
PURPURINA. El problema de estos trocitos brillantes de plástico es que tan pronto aterriza en el suelo se convierte en basura, lo que contribuye a una creciente crisis de contaminación con plásticos que amenaza la salud de la vida silvestre y los océanos del mundo. |

Es temporada de graduación en Estados Unidos y los campus universitarios enfrentan un problema con la purpurina (glitter), también conocida como brillantina o escarcha.

Los graduados de todo el país acuden en masa a los lugares más pintorescos del campus de sus respectivas universidades para posar y tomarse fotos bajo una lluvia de pedacitos de plástico brillante. Sin embargo, el colorido desorden posterior es casi imposible de limpiar y amenaza con llegar a los ríos e incluso al mar.

Utilizados de formas cada vez más creativas, los trocitos brillantes de plástico aportan un brillo extra a fotos, manualidades, cosméticos e incluso a la pintura de los automóviles. El problema es que todo ese brillo no es precisamente algo bueno. Tan pronto aterriza en el suelo, la purpurina se convierte en basura, lo que contribuye a una creciente crisis de contaminación con plásticos que amenaza la salud de la vida silvestre y de los océanos del mundo.

El uso de la purpurina comenzó hace cinco años y aumentó considerablemente en el 2018. La contaminación con esta colorida escarcha se agudiza en los campus universitarios de todo el país, desde California hasta Carolina del Norte, pasando por Texas. Grupos de estudiantes y administradores utilizan el hashtag #GlitterIsLitter (la purpurina es basura) en las redes sociales para crear conciencia sobre el daño que causan a nuestro medio ambiente.

EL DATO

La purpurina se ha convertido en una sensación en las redes sociales, impulsada por imágenes compartidas en Instagram y Pinterest.

DEBE SABERLO

Al igual que en el caso de otros microplásticos, definidos como aquellos inferiores a 5 milímetros, no hay forma eficiente de recolectar y reciclar la purpurina y las redes de aguas residuales no logran capturar las piezas pequeñas.