Escuelas para niños refugiados


Agencias / Cortesía | 12/5/2019, 7:35 p.m.
Escuelas para niños refugiados
EDUCACIÓN. Los inmigrantes y otros niños recién llegados del exterior, incluso los nacidos en Estados Unidos que fueron retirados del país y luego regresaron, pueden asistir a las escuelas para recién llegados si necesitan ayuda para aprender inglés básico. |

Banderas de muchos países ondean sobre los pasillos exteriores de la Escuela Valencia (Arizona) para recién llegados, donde más de 200 niños de todas partes del mundo aprenden inglés y las costumbres escolares estadounidenses necesarias para prosperar.

Al comenzar el año escolar, los niños refugiados e inmigrantes no suelen conocer las normas. Pero los miedos se desvanecen a medida que los chicos se adaptan. En poco tiempo aprenden a formar fila, levantar la mano, mantener los pies en el suelo. Y al aprender inglés, se hacen amigos de distintas culturas.

Desde septiembre de 2018, la escuela pública ha recibido alumnos de Myanmar, Eritrea, Indonesia, Afganistán, Cuba, Venezuela y otros países para brindarles un año de atención especializada antes de transferirlos a las escuelas convencionales. Los estudiantes de este año, de jardín de infantes a octavo grado, provienen de 21 países y hablan 15 idiomas.

Valencia es una de un puñado de escuelas públicas en este país dedicadas exclusivamente a ayudar a algunos de los miles de niños que llegan al país anualmente. Estas escuelas no se encuentran necesariamente en ciudades donde abundan los refugiados sino donde las autoridades docentes locales tuvieron la iniciativa de crearlas. Existen instituciones similares en Indianapolis (Indiana); Greensboro (Carolina del Norte); Providence (Rhode Island); y en Houston y Fort Worth, aquí en Texas.

La Administración Trump ha propuesto reducir el límite anual de refugiados admitidos a la cifra récord de 18,000. En octubre pasado no se admitieron refugiados en el país. No está claro si el nuevo límite de refugiados afectará los escasos fondos que reciben los distritos escolares de la Oficina de Asentamiento de Refugiados, que maneja un programa de ayuda a las escuelas que los reciben.

EL DATO

Los docentes y asistentes sociales en las escuelas para recién llegados se esfuerzan para garantizar que los niños tengan el tiempo necesario para hablar de sus emociones y hacer amigos.

Also of interest