Inglés en el trabajo: una inversión que trae muchos beneficios


Programa ofrece clases gratuitas de inglés a los empleados, en el mismo centro laboral

Tania Del Ángel Pich | 1/12/2017, midnight
Inglés en el trabajo: una inversión que trae muchos beneficios

Invertir en el desarrollo profesional de los empleados es una forma inteligente de crecer como negocio. Por esta razón, la organización sin fines de lucro Literacy Coalition of Central Texas cuenta con un programa titulado ‘English @ work’ (inglés en el trabajo), que proporciona a diversas empresas en el Centro de Texas, clases de inglés para empleados, en su propio centro de labores. Alrededor de 300 personas se benefician cada año con este programa.

LAS CLASES

Los requisitos para los negocios que estén interesados en proporcionar clases gratuitas para sus empleados son los siguientes:

• Contratar empleados con un bajo nivel de inglés.

• Proporcionar un espacio para que las clases se realicen en el lugar donde trabajan los estudiantes.

• Encontrar un tiempo adecuado que funcione para el empleado.

• Reunirse con el instructor antes del inicio de la clase para proporcionar conocimiento específico del lugar de trabajo para que el instructor pueda adaptar el plan de estudios a la clase.

• Los empleadores de las clases más exitosas deben proporcionar apoyo (asistencia, compromiso) para que los estudiantes participen en las clases con entusiasmo.

• Hacer el pago correspondiente por las clases.

“Nuestro objetivo es dar a nuestros estudiantes las habilidades del idioma inglés, necesario para que se incrementen las oportunidades de ascenso en su sector laboral, lo cual significa también mayor seguridad económica”, comenta para El Mundo Newspaper Iván Dávila, director de desarrollo y comunicaciones de Literacy Coalition of Central Texas.

“Invertir en el desarrollo profesional aumenta la retención de empleados, el compromiso, la productividad y las oportunidades de crecer profesionalmente. Al proporcionar a los empleados clases de inglés, obtienen mayor confianza, pueden comunicarse mejor con los clientes, compañeros de trabajo y supervisores”, subraya Dávila.

Cadenas de restaurantes de comida rápida, restaurantes locales, hoteles, hospitales y todo tipo de negocio puede costear las clases para ofrecerlas gratis a sus empleados. “Enseñamos el idioma que se habla en el sector laboral, los instructores adaptan el currículo al sitio de trabajo. Por ejemplo, si es un restaurante, las clases son dirigidas al servicio al cliente, reglas de cocina, de salubridad, cómo lograr comunicarse mejor con su supervisor, entre otros temas necesarios en el ambiente de trabajo”, explica Dávila.

El gobierno local subsidiaba parte del costo de las clases de inglés, sin embargo, según Dávila, este año (2017) se terminó la concesión y las clases para las empresas y negocios tendrán un costo estimado de seis mil dólares. “Por lo general, nuestras clases son impartidas dos veces por semana durante una hora y media, y duran aproximadamente 6 meses. Nosotros nos acomodamos al horario que mejor les convenga a los empleados”, dice Dávila.

El programa ‘English @ work’ inició hace 10 años, cuando una mesera del restaurante Güero’s observó la necesidad que había en sus compañeros de trabajo de dominar el inglés para poder comunicarse mejor con los comensales y los supervisores. “Durante estos diez años hemos percibido que, gracias a las clases impartidas hay una mayor confianza en el lugar de trabajo, reducción de accidentes en área laboral, mejor servicio al cliente, menos rotación de empleados. Muchos empleadores han estado satisfechos con nuestros resultados y nos piden regresar, comenta Dávila y agrega:

Also of interest