“Aún hay esperanza en Texas”


La representante estatal Gina Hinojosa espera que la Casa de Representantes logre frenar la SB4 y otras propuestas que atentan contra la libertad de quienes viven en el estado

Marlon Gomez | 2/16/2017, midnight
“Aún hay esperanza en Texas”

La Legislatura de Texas entró en sesión el pasado 10 de enero y aunque el Senado ya ha discutido y aprobado leyes, la Casa de Representantes apenas asignó los comités de discusión el pasado jueves 9 de febrero. Ahora le toca a la Casa discutir los proyectos de ley.

Los legisladores de la Cámara Baja debatirán propuestas internas, pero también debatirán las leyes que han sido aprobadas, lo cual podría dar pie a cambios en los planteamientos legales o a una negociación con el Senado.

Un claro ejemplo de ello es la SB4, también conocida como la ‘ley contras las ciudades santuario’. Este proyecto de ley ya fue aprobado por los senadores texanos y ahora será discutida por un comité de la Casa de Representantes. Si el comité la aprueba, se someterá a votación general y luego se enviará al despacho del Gobernador Abbott para que la firme y la promulgue.

Pero no todo es tan fácil como parece. El comité puede demorar la ley o cambiarla. Si se cambia, el Senado y la Casa de Representantes deben negociar hasta llegar a un acuerdo y volver a votar su aprobación. Si no se aprueba en la Casa, la ley podría no ser promulgada.

En el caso de la SB4, la versión aprobada por el Senado obliga a los cuerpos de seguridad locales (policías y oficinas de Sheriff) a cumplir con las solicitudes de detención del ICE. Si alguien no las cumple, como ha propuesto la Sheriff de Travis, Sally Hernández, el desacato será considerado un delito y podría ser defenestrada del cargo aunque haya sido electa en votación popular (como es el caso de Hernández).

Además de la SB4, la Casa de Representantes tendrá que discutir temas como la legalización de la marihuana; la libertad de los transexuales de utilizar el baño de su preferencia y los créditos escolares. En esta Legislatura, lo más importante que deben discutir nuestros legisladores será el presupuesto del estado.

Gina Hinojosa, legisladora demócrata y representante del Distrito 49, será una de las voces de Austin en estos debates. Ella comparte con El Mundo Newspaper su opinión sobre lo que será esta lucha.

– El Senado ya aprobó la SB4. ¿Aún es posible que no se convierta en ley o debemos perder la esperanza?

– Siempre hay esperanza y aún hay esperanza en Texas. Personalmente, mi esperanza está en que el Gobernador (quien ha impulsado la SB4) está llevando este tema muy lejos y de forma muy radical; eso podría hacer que los republicanos moderados se quieran distanciar de él y no apoyen esta propuesta. El gobernador (Greg) Abbott se ha convertido en el ‘Trump texano’ y eso causa cierta preocupación en un sector de la bancada republicana. Mientras la comunidad siga haciendo saber que consideramos sus palabras y sus actos como discriminatorios y repugnantes, nuestra oportunidad de que algunos legisladores republicanos se quieran distanciar aumenta.

– ¿Qué puede hacer la comunidad para unirse a esta lucha?

– Está bien que nos hagamos parte de la lucha alzando nuestras voces con protestas, pero debemos ser inteligentes si queremos hacer fuerza contra esta ley. Por ejemplo, las comunidades empresariales y religiosas son quienes tienen la mayor influencia entre quienes estarán tomando las decisiones. Creo que debemos pedirle a nuestros empleadores y líderes religiosos que se manifiesten contra esta propuesta. Me encantaría ver a sacerdotes y pastores diciendo que no apoyan a la SB4 y me decepciona que no lo hayan hecho aún, porque ellos tienen una gran influencia.

Also of interest